“El tenor Francisco Fernández-Rueda llevó a cabo una brillantísima actuación, interpretando los roles de Eumete y Eurímaco (éste último desde la orquesta). Una bella línea de canto y potencia vocal: nada faltó a este artista el lunes por la noche.”

Destimed.fr