“El tenor sevillano Francisco Fernández-Rueda se enfrenta a las dos arias con notable intensidad, registro homogéneo, línea segura y apreciable dramatismo.”

El Arte de la Fuga